¿Tu proyecto de obra requiere de un perito en construcciones?

perito en construcciones

Si buscas un perito en construcciones debes procurar que sea uno de los mejores del sector, cuyo asesoramiento permita que cumplas a cabalidad con todo lo necesario para realizar un plan que comprenda la edificación, mantenimiento, modificación y/o reparación de cualquier espacio. Sus sugerencias, recomendaciones, propuestas y ayudas abarcan aspectos técnicos, legales y financieros, todos ellos en el marco del proyecto que se desea llevar a cabo.

Estos especialistas pueden atender cualquier tipo de proyecto de construcción, desde edificios de nueva planta hasta la restauración de antiguos monumentos. Su tarea, en cuanto al mantenimiento y renovación, abarca la inspección de un inmueble en cuanto a su calidad. Esto lo realiza detectando cualquier problema que pueda surgir; como por ejemplo presencia de humedad que pueda afectar a la estructura de dicha edificación.

La actividad que realizan estos especialistas es conocida como peritaje. Su tarea la plasma en un informe con distintas valoraciones como la económica, legal y práctica. Para realizarlo debe cumplir con una cantidad de estudios, para lo cual, el perito debe estar muy bien capacitado. De tal manera que, se considera esta actividad como una carrera técnica que exige instruirse de manera formal.

Por lo general, un perito en construcción es un profesional en las áreas de arquitectura e ingeniería en cualquiera de sus especializaciones. Además, los técnicos aparejadores también pueden cumplir la función como profesional del peritaje.

Existe otra actividad que puede ser muy similar a la que hacen los peritos. Es la de tasador de valoración, que se encarga de realizar las inspecciones necesarias en los inmuebles residenciales, tanto para los compradores como para los vendedores.

No obstante, aunque puedan parecerse las funciones de ambos expertos, hay una diferencia en una de sus funciones que vale la pena resaltar. Una tasación es distinta a un peritaje, básicamente por el uso de un baremo oficial objetivo. Con esté, se puede hacer referencia dentro de una banda común tasada.  Mientras un peritaje, consiste en una valoración, que en sí es una apreciación subjetiva del valor de un bien u objeto, pero sin recibir el status de oficialidad.