Conociendo los tamaños y características de los relojes Invicta

Como sucede con cualquier accesorio, los relojes también presentan una serie de características que pueden hacer que un modelo sea completamente distinto a otro. Los coleccionistas saben esto, y siempre están en búsqueda de piezas llamativas para aumentar su repertorio. Mientras que para otras personas puede resultar algo complicado estar al tanto de los diferentes detalles que tiene cada modelo.

No obstante, hay una característica bastante notoria que varía drásticamente la apariencia de un reloj. Nos referimos al tamaño. Elegir el modelo ideal en este aspecto resulta muy importante, pues no todas las personas disfrutan cargando pesadas piezas de ingeniería en sus muñecas, mientras que otros desean lucirlas, y entre más grandes las consideran mejores.

 

Aunque todo esto depende de los gustos que se tengan, nunca está de más conocer algunos detalles para tomar la decisión correcta. Los relojes marca Invicta destacan por su gran variedad, así que se pueden hallar modelos de distinto tamaño para satisfacer a todo tipo de usuarios. Solo será necesario que conozcas cuáles son sus rasgos principales, y en las siguientes líneas podrás hacerlo.

Los relojes más pequeños son perfectos para las damas. Tienen de 20 a 30 mm de diámetro y lucen discretos pero muy elegantes. Si estás en búsqueda de un regalo ideal para tu pareja o una mujer especial en tu vida, representan la mejor alternativa. En esta misma línea se encuentran los de 30 a 35 milímetros. Algunos modelos de este tamaño cuentan con correas y brazaletes que se distinguen por sus superficies texturizadas.

Los relojes de 35 a 40 mm son indicados tanto para mujeres como hombres. Esta medida es la estándar, y la mayoría de fabricantes la emplean en sus productos. Se tratan de piezas casuales que, debido a su popularidad, ofrecen mucha versatilidad al momento de combinarlas con prendas y definir un estilo propio.

Finalmente nos encontramos con los modelos de 41 mm a más. A partir de este tamaño, los relojes se convierten en accesorios exclusivos para los caballeros. Más aún si tomamos en cuenta que existen hasta de 50 mm, que son verdaderos gigantes en comparación a los antes mencionados. Este tipo de relojes suelen estar construidos con materiales sumamente resistentes, como el titanio o el acero inoxidable.