Qué bicicleta es más adecuada para mis hábitos ciclistas

Las rutas favoritas en bicicleta de Francesc Robert Ribes son aquellas que mayor diversidad ofrecen según apetezca peinar la montaña, rodar rápido, o simplemente pasear disfrutando del paisaje. Cada una de estas circunstancias requiere de una bicicleta distinta, lo cual conlleva dedicar toda una plaza de garaje sólo a esta afición.

Esto, en mi caso que prefiero dar prioridad a las dos ruedas antes que a mi coche (que duerme fuera de garaje por esto mismo), más que un problema supone un placer, pero como entiendo que no todo el mundo tiene el espacio o la capacidad para acumular bicicletas, indicaré para los casos en los que somos de hábitos fijos cuál es la bicicleta adecuada.

Imagen: pxhere

 

¿Cuántos tipos de bicicletas nos encontramos disponibles?

Lo primero es saber a qué tipos de bicicletas nos exponemos. Tendemos a reducir la oferta a bicicleta de montaña o de carretera, lo cual delimita mucho nuestras opciones y deja fuera de nuestro alcance un sinfín de tipos que, por hábitos o por terreno donde rodamos nos pueden resultar más interesantes (e incluso más económicas que las estándar). Los principales tipos de bicicletas son:

 

  • Bicicletas de Montaña (MTB): para rutas de trazado mixto e irregular
  • Bicicletas de Ruta: para indoor y rutas de trazado liso
  • Bicicletas Híbridas: para trazados tanto urbanos como de montaña
  • Bicicletas Urbanas: para trazados de ciudad
  • Bicicletas plegables: para trayectos cortos y en ciudad
  • Fixies: para trayectos urbanos de corte ligero
  • Cruisers: para trayectos urbanos de corte pesado
  • MBX: para deportes acrobáticos
  • Touring: para largas distancias en terrenos mixtos
  • Eléctricas: trazado urbano irregular
  • Utilitarias: trazado urbano para cargas
  • Fatty: para terrenos 4×4, con grandes desniveles y elementos como nieve, arena, etc.

 

 

¿Qué buscar en cada tipo de bicicleta según nuestros hábitos?

12 tipos de bicicleta ya suponen una amplia oferta según las necesidades y usos descritos, pero aún podemos rizar el rizo y buscar en cada una de ellas especificaciones que la hagan aún más versátiles según nuestras necesidades.

Es el caso de las bicicletas de montaña, las grandes estándar ante la duda de en qué terreno vamos a usar nuestra bicicleta mayoritariamente. Las clásicas, las que encontramos a buen precio en cualquier establecimiento especializado, nos sirven tanto para entornos urbanos como para entornos de montaña con senderos marcados.

Si queremos mayores especificaciones para que se adapten aún más a nuestros usos, podemos elegir entre bicicletas de montaña rígidas, que carezcan de suspensión, con suspensión delantera o con suspensión en ambas ruedas.

Estas últimas opciones son las apropiadas si usamos la bicicleta en entornos urbanos pero, en nuestras salidas esporádicas, nos la llevamos de ruta de montaña donde el trazado es desigual y nos encontramos obstáculos como piedras escarpadas.

Si estas rutas son frecuentes, es momento de que nos propongamos tener un asegunda bicicleta más especializada, como es el caso de las fat bikes o fatty.

 

¿Qué bicicletas específicas requerimos para según que usos?

No sólo porque nuestros hábitos sean frecuentes, sino porque hay bicicletas que sólo se les puede dar un uso específico, en ocasiones concretas debemos plantearnos el uso de dos bicicletas.

Es el caso de las bicicletas de ruta y MBX, destinadas a su uso como práctica deportiva (indoor y ciclismo acrobático). De igual forma las plegables, al contar con ruedas de pequeños diámetros y normalmente de superficie lisa, no se deben usar para otros trazados que no sean los de calzada urbana, ya que son sensibles a imperfecciones en el camino que suelen provocar pinchazos.

Utilitarias y touring, debido a que están pensadas para cargas en exceso, resultan pesadas y no tan manejables como cualquier otra, por lo que su uso en el día a día puede resultar incómodo.

En el puesto contrario nos encontramos las fixies y cruisers, que al ser tan ligeras y carecer de elementos como frenos fijos y piñones, requieren ser usadas en terrenos que controlemos ampliamente y que no tengan irregularidades.